martes, 10 de febrero de 2009

Todo a una carta

Si resulta que apruebo el examen de ayer, cosa altamente improbable, sólo podrá deberse a un milagro obrado por mi capacidad de inventiva.

Poco antes de dirigirme hacia la facultad, leí el mail que me enviaba un amigo y que empezaba diciendo esto:
Sin ánimo de hacerte la rosca, comparto esto contigo porque nunca has podido despistarme, tus ojos no engañan; eres bastante más inteligente de lo que quieres parecer. No sé por qué ni es asunto mio.

Pero, ah, no os dejeis confundir por lo que os digan mis ojos. Soy tan ignorante como parezco a simple vista.

5 comentarios:

kenya dijo...

Esperemos entonces que tu amigo lleve razón... jajajaja

Emilienko dijo...

A ése le gustas. Es un mensaje típico de "te-quiero-y-si-te-lo-digo-me-vas-a-decir-que-no-y-me-voy-a-frustrar".

Te lo digo yo.

Marta dijo...

Ole los exámenes a los que se va sin tener ni p*** idea!!!
Y Emilienko tiene toda la razón con su comentario xDD

kenya dijo...

Cherry, tienes una entrada en tu honor en mi blog! XDDD

Anónimo dijo...

Alguien que dice eso si no es homo mínimo es metrosexual...

xD