viernes, 29 de agosto de 2008

Yo.

Me vestiré de negro, que es el color del luto.

Adoptaré la distancia del médico que tiene que comunicar a alguien la muerte de un familiar.

Maquillaré mis ojos con la frialdad de las malas de aquellas pelis de los 50.

Andaré con el paso firme de un militar.

Y me mostraré dura e impasible, porque nadie me educó para ser una niñata llorona.



Y pareceré sombría, distante, fria, firme, dura e impasible aunque sólo sea para ocultar todo lo demás.

2 comentarios:

Me_llaman_coko dijo...

No, Laura, no....

Mejor vistete de rojo pasión y pon una sonrisa en tu cara y afronta las cosas con positividad...

Un besazooo

óscar dijo...

Wow!!! Todos llevamos nuestras máscaras puestas para ocultarnos de los demas. Lo único malo es que latuya será más evidente, pero sin duda mas glamourosa. Viva las pelis de los 50, los 40, los 30 y los 20! Besos