sábado, 13 de diciembre de 2008

Juro



Dormido en la cama
parecías un feto,
desnudo, indefenso.

Y me dabas pena.
Y me daba pena.

Tantas veces odié tu delgadez
que ahora tanto añoro,
que añoro tanto,
que ya no lloro
porque sé que las lágrimas
no me van a llevar de vuelta.

Quise escribir frases en tu espalda,
resolver algoritmos en tu cintura,
pero nunca se me dieron bien las matemáticas.

Ni la oratoria.
Ni la retórica.

Nunca te me diste bien.

A pesar de todo, puede que aún sigas en mi lista de promesas a olvidar.

2 comentarios:

Marta dijo...

AY!!! Necesitamos otra terapia, eh??
Por si lees esto antes de que te llame, NECESITO HABLAR!!!
Y cada vez las letras (y canciones) que pones son mejores...

Olimpia. dijo...

joder

la chispa adecuada m recuerda a mi ex antes de q fuese mi ex

grr

(es una cancionaza, eh?)