lunes, 12 de enero de 2009

Estado hormonal crítico

Si pudiera decirle que dejara de mirarme, lo haría.

Decirle que dejara de sonreírme.

Que dejara de ser como es.

De ser prácticamente perfecto.


Hace un año me estalló el corazón.

Sus trozos se clavaron por toda mi anatomía.

Me obstruyeron órganos vitales.

Y aún hoy, sigo quitándome la metralla.


En días como hoy, odio ser mujer.

3 comentarios:

kenya dijo...

Yo también odio ser mujer hoy, ycreo que también lo odiaré mañana, y pasado...

Emilienko dijo...

Mujeres y hombres actuamos igual ante un enamoramiento pasional.

(afortunadamente, porque es un sentimiento que merece la pena vivir)

Marta dijo...

Pero qué malas son las hormonas... ¬¬
Y aun sigo sin entender cómo pudimos comernos una hamburguesa ayer de merienda xDDD